Creo que me van a conceder el Premio a la Concordia, aunque he de reconocer que ahora mismo estoy con la cabeza algo aturdida. Llevo un buen rato haciendo la lista de los Reyes-Presidentes-Dictadores que pueden salir en las Cabalgatas de este año en toda España. Se la he mandado a la Conferencia Episcopal Española, pero me dice uno de los conserjes que no hay nadie estos días por allí y que, además de eso, parece ser que el tema de los Reyes Magos está de capa caída (nunca mejor dicho), según los últimos avances filológicos escriturísticos: (el conserje tiene un Doctorado en lenguas semíticas entre Comillas).

Bueno, el caso es que siguiendo las instrucciones de los alcaldes que gobiernan sesudamente esta España antes católica y ahora paganizada, lumbreras del saber, románticos del paletismo y adversarios de todo lo que pueda tener alguna relación con Dios, he querido colaborar para que la cabalgata que hacen mis novicios modernistas por el claustro monacal, sea expresión del ambiente multicultural que nos invade -y que nos va a asfixiar-,  en este nuevo año de gracias que acabamos de comenzar. Sigo también las instrucciones del lema de la 49ª jornada mundial de la paz que hemos conmemorado el día 1, justo antes de que la liaran entre sí los saudíes y los iraníes. Y es que siempre pasa lo mismo: cuando la Iglesia hace un llamado de paz, al día siguiente se están pegando estacazos unos y/u otros.

El lema en cuestión era: Vence la indiferencia y conquista la paz. Y eso es lo que yo he intentado. No me deja indiferente el hecho de que hasta ahora haya sido un abuso el que los Reyes Magos fueran tres hombres. Se acabó. O que fueran Reyes. Se acabó. O que fueran ricos. O que vinieran en camellos y no en pateras. Sanseacabó. Tienen que ser -seguramente lo fueron en caso de existir-, unos personajes multiculturales, representantes paritarios de la igualdad entre todos y ejemplo de ciudadanía podemita.

Y de aquí procede mi dolor de cabeza, hasta que por fin he conseguido cuadrar la lista. Me salen 14 personajes que irían todos en la misma carroza, puesto que si los ponemos en carrozas distintas podrían considerar que unos iban delante de otros. Y aquí tienen que ir todos a la vez para que nadie se moleste. La lista la he hecho según una prioridad temporal-lingüística, lo que no conlleva prioridad de importancia. No vaya a ser que alguno me ponga una denuncia. El que cito en primer lugar podría haber sido citado en el último puesto. Pero como unas líneas van antes que las otras, no hay más remedio que ponerlos así.

1 mujer

1 hombre

1 LGTB (van turnándose cada cuatro años). O se busca un tipo que reúna las cuatro letras.

1 negro/a (de color)

1 asiático/a

1 latino/a

1 representando a la Libertad (como los cursis de Valencia)

1 representando a la Igualdad (idem)

1 representando a la Fraternidad (otra vez idem)

1 niño

1 niña

1 niñ@

Solamente me faltaría ahora un representante de cada religión. Pero como todas son lo mismo, he preferido poner a dos ecuménicos que sean como el culmen de todas; siempre y cuando sean consensuados por la Comunidad. Se me ocurren (y propongo) dos:

1 Padre Cantalamessa (que se adapta a todo)

1 Taizé (al que aman todos)

Esta es la lista completa. Hay que añadir que en caso de desigualdad entre el culturalmente llamado sexo femenino y el culturalmente llamado sexo masculino, se optará por el más desfavorecido.

Como esto que propongo no deja de ser un disparate, si alguien quiere, desea, prefiere o insiste en añadir algún personaje más, que lo haga con toda naturalidad. Que nadie me ponga una denuncia por ello.

Yo, desde luego, celebraré en mi burbuja el día de los Santos Reyes Magos, que fueron tres: Melchor, Gaspar y Baltasar. Mal que les pese a los enemigos del catolicismo. La prueba está que no saben inventar fiestas nuevas, sino que tienen que pisotear y dejar sus excrementos en las fiestas antaño católicas. Pobrecitos, cuando se tengan que enfrentar a su Creador.

Yo les vuelvo a pedir lo que les escribí en 2014. Unas gafas para ver lo que esta año nos va a deparar. Tendrán que ser especiales, porque me temo que vamos a ver muchas cosas….

Anuncios