thLo que nos faltaba. Pablito Iglesias, que estaba desaparecido porque alguien le había hecho rabiar, hoy está entusiasmado con el discurso del Pontífice en el Parlamento de Estrasburgo. No es para menos. Las posturas coinciden. El programa es el mismo. Los marginados son al fin reconocidos, los becarios reciben becas sin trabajar, los anti-casta son casta y las asociaciones sin ánimo de lucro de Podemos se lucran, los muertos resucitan y los pobres, aunque no importa si son evangelizados, al menos son dignamente tratados por estos ricachones amiguetes de los pobres. Prefiero Cáritas a las multinacionales, ha dicho el otro, aunque probablemente esté utilizando bastantes móviles y twiters y artilugios de esos que ponen las multinacionales a su disposición. Visto lo visto con Podemos, basta una pequeña investigación para que reluzcan sus vergüenzas y la seriedad de su código ético. Ja, ja. Código ético contra la casta de políticos corruptos. Y eso que todavía no han llegado al poder.

B3SCXQ-IcAAIP2UPero así es la vida. Por fin el Papa en Estrasburgo ilumina a la masonería reinante y les canta las cuarenta. Ya, ya…. Creo que si hoy día se le ocurriera a la Iglesia fundar algún partido político, tendría que promocionar la Podemocracia Cristiana y aconsejar la coleta a todos los diputados electos.

Sin embargo yo pienso que el Papa, cuando va al Parlamento Europeo, debe ir a decirles que hacen muy mal promoviendo políticas abortistas, machacando la educación cristiana, destrozando la familia católica de forma sistemática, promoviendo la ideología de género, la homosexualidad y el pecado de todos los colores. Que los eurodiputados que se llaman cristianos o que pertenecen a partidos de inspiración cristiana, no pueden promover tales actuaciones. Que la corrupción económica y moral, includos los propios gobernantes es monumental. Que es un grave pecado haber dejado a Dios en la escalera del Parlamento y completamente fuera de la Constitución. Y un largo etcétera. Habría sido un buen discurso de un Papa Católico. Pero no. Es mejor hablar en términos generales, logísticos y abstractos. De esa forma, es fácil estar de acuerdo con los Podemitas.

Yo que soy viejo y ya he visto tantos discursitos, creo que el Papa no debe ir a decirles que hay que abrirse a la trascendencia y aconsejarles que se enseñen las fuentes alternativas de la energía o que cuiden la ecología ambiental. O que cuiden la familia, pero sin concretar. O la dignidad de la persona, pero sin aterrizar.

Hoy los católicos no hemos ganado nada con la visita de Francisco al Parlamento Europeo. Eso sí, hemos ganado la simpatía y el aplauso de Pablo Iglesias y los de su finca de Podemos. Yo, la verdad, si viera que estos me aplauden y dicen en sus twiteos que están felices con mi discurso, me echaría a temblar. A lo mejor les puede dar una beca en el Vaticano para que investiguen los catolicismos alternativos y las catequesis ambientales y las ecologías episcopales. Ya veo las pancartas en las próximas elecciones españolas: ¡¡Podemos, con el Papa!! ¡¡Con el Papa, Podemos!!

Anuncios