Siempre me ha intrigado el papel que tienen los sueños en la mente humana mientras descansa. A veces son tan vívidos, claros y expresivos, que parece que se están dando en la realidad. Otras veces son disparatados, absurdos e impensables. Cuando uno se despierta y se ve en su celda monacal, da gracias a Dios por estar de nuevo en la realidad. Yo tengo que leer inmediatamente algo piadoso, porque me produce horror e inquietud. Menos mal que el disparate es tan mayúsculo, que enseguida volvemos a nuestras labores diarias, que esas sí que son reales. Vean si no, el sueño que me ha asediado durante la pasada noche. Es tan disparatado que resulta hasta cómico por irreal.

–Ring, ring, ring…

Casa Santa Marta, dígame

–Buenos días. ¿Con quién hablo?

Soy el Secretario del Obispo de Roma, ¿qué se le ofrece?

–Llamamos de la empresa Demoliciones y Derribos, S.A. Queríamos hablar con su Jefe.

En este momento no se puede poner al teléfono. Está en una reunión de Rabinos. Pero me ha dicho que si llamaban ustedes, les contestara con toda sinceridad a sus preguntas, porque ustedes son de confianza.

–Bien. Es que nos hemos quedado momentáneamente sin fibra óptica. Hace mucho calor aquí, y los cables no resisten. Solamente queríamos constatar cómo va el Plan Semanal de Demoliciones, ya que no podemos leer ninguna información hasta que todo esté reparado.

Tranquilo. Todo va bien. Esta semana hemos cumplido con el contrato  y estamos destruyendo algunas cosas, siguiendo el planning que ustedes nos dejaron.

–¿Cómo va el tema doctrinal?

Muy bien. Le ha pegado un golpe de muerte a la consustancialidad, así como el que no quiere la cosa. Muy efectivo, porque las palabras suenan bien, cuelan entre los tontos, confunden a los que no saben mucho y de manera sibilina destroza la teología trinitaria. Para el común denominador de fieles, ahora la Virgen María también es consustancial. Muy agudo.

–Sí. Por eso le dijimos que lo hiciera así. Ten en cuenta que no sabe una palabra de filosofía y mucho menos de teología. Pero explicado así, creo que los musulmanes también le podrán declarar hombre del año. Y de paso le pegamos un buen disgustazo a los que todavía creen en el Niceno-Constantinopolitano. (Puajjj, qué asco).

Por cierto, ¿se han enterado ya de la cantidad de revistas que le han premiado su labor en estos últimos meses? ¿Han visto que hasta los homos están encantados con él? ¿Y los hermanos del Time?

–Bueno, bueno…no se enrolle y sigamos viendo la programación. ¿Qué hay del destrozo de todo lo tradicional? ¿se ha dado el paso previsto?

Sí. Ya hemos explicado con claridad que ahora mismo la Iglesia está plenamente identificada con todo lo que condenó el Vaticano I y San Pío X.

–¿Qué medios habéis utilizado para ello?

Ha sido muy fácil. El Cardenal Madariaga está que se sale de felicidad y tiene una incontinencia verbal que nos está ayudando una barbaridad. Casi no tenemos que darle instrucciones, porque se basta por sí solo para demoler lo que haga falta. Ha dicho que “el modernismo fue, en muchas ocasiones, una reacción contra las injusticias y los abusos que menospreciaron la dignidad y los derechos de la persona” y que “la Iglesia y el laicado son uno”.

–Perfecto. Óscar nunca nos falla, aunque debería disimular su entusiasmo y hacer alguna declaración que parezca tradicionalista. Pero no hay manera. Por eso le dijimos a tu Jefe que lo pusiera en el G-8, ese Consejo de Administración para cargarnos poco a poco esa Maldita Institución llamada Papado.

También le ha dado la coba al Jefe, tal como ordenásteis. Ha sicho que “después del papado de Benedicto XVI, un tiempo virtuoso, la persona del Papa Francisco surgió. No me parece ingenuamente optimista decir que estamos en el comienzo de un nuevo y dinámico período en la historia del catolicismo, en el que la Iglesia constituirá un movimiento misionero para la conversión de la cultura y propiciará y multiplicará los signos de crecimiento…. Yo no entiendo nada, pero suena bien.

–¿Para qué ha utilizado la palabra conversión? ¡¡Mira que se lo hemos dicho veces!!

No, no hay problema. Porque ya el Jefe dijo hace poco que el evangelio hay que leerlo a la luz de la cultura contemporánea.

–Sí, pero no hay que confiarse. La palabra conversión es muy peligrosa en boca de los enemigos. Suena a pecado, arrepentimiento y cambio de vida. Mucho cuidado con eso.

A la orden. ¿Algo más?

–Sí. ¿Qué se está haciendo en esta preparación de la Navidad? ¿Se ha avanzado algo?

Por supuesto. Ayer dijo el Jefe que somos el apellido de Dios y que no solamente “es el Dios de Abraham, Isaac y Jacob sino también de Pedro, Marietta, Armony, Marisa, de Simone, de todos”.

–¡¡Genial!! Hay que ver qué inventiva demoledora tiene. Estamos a punto también nosotros de nombrarle hombre del año. Cada cosa que dice aniquila y aplasta cientos de años. Veo que todo sigue según el plan previsto. Tomás de Aquino debe estar dando botes.

Y ha dicho también un revoltillo sobre la historia de Dios en nuestra historia y la historia nuestra en la historia de Dios. Pero nada de salvación del pecado ni Redención. Estas Navidades vamos a dar el golpe, porque va a quedar una turbulencia e inquietud en las almas, como hace tiempo no se ha conocido.

–Eso, eso. Dígale a su Jefe que todo lo que sea hablar de la evolución en la historia y el desarrollo de la temporalidad, nos ayuda a seguir eliminando los dogmas por caducos y anticuados. Eso va quedando en la mente de las gentes tontas y voluntariamente engañadas.

Pues nada, a mandar. Yo se lo recordaré ahora después cuando acabe la reunión que tiene con los directivos de la Revista The Advocate, que han venido a agradecerle su labor por el colectivo, y  de paso a reunirse con Mons. Ricca, que hace tiempo que está desaparecido.

–Varias preguntas para finalizar: ¿le habéis dado ya la patada a Burke?

Sí, esta misma semana. Falta la definitiva, que vendrá enseguida. No hay que parecer que despreciamos a los que usted ya sabe…

–¿Sigue adelante lo de los Franciscanos de la Inmaculada?

Va de miedo. Le hemos dicho a Lombardi que haga correr la voz de que el Comisario Político Volpi es el mejor de los Comisarios posibles.

–¿Habéis solucionado ya el milagro de Montini?

Ha sido difícil, pero hemos encontrado por ahí un caso y lo hemos metido en los papeles de la Causa. Creo que eso está hecho. Y la gente encantada. Ahora ya abren el proceso de canonización a todo el que muere. Y si es ecumenista, mejor. Fíjese si habrá lío, que estas semanas atrás, hasta cristianos de otras confesiones y miembros de otras religiones, han pedido la canonización de la Fundadora de los Focolares. Me ha sorprendido, porque no sabía yo que a protestantes y creyentes de otras religiones les interesaran las canonizaciones.Y tampoco que estos movimientos eclesiales tengan “creyentes de otras religiones”.

–Usted no entiende. No se haga excesivas preguntas. Todo está organizado y previsto. Bueno, dele recuerdos a su Jefe. Espero que en pocas horas podamos arreglar los cables y nos volvamos a comunicar como siempre, en lugar de hacerlo por teléfono, pues incluso los de aquí están pinchados. En cualquier caso, para nuevas instrucciones, diríjanse de nuevo a la web de nuestra empresa en www.demolicionesyderribos.inf

Un abrazo fraternal. Chao.

 

 

Anuncios