…, desnortado, desviado y mendigando afecto juvenil.

Reconozco que después de ver este vídeo, se me han quitado las ganas de escribir. No puedo hacer comentarios sobre él. Lo dejo al juicio de los lectores.

“Ellos hablan del mundo, porque son del mundo”

“Heriré al Pastor y se dispersarán las ovejas”

Anuncios